Usted está aquí

IDE-AT: IDE para la Administración de Tierras

IDE para la Administración de Tierras

 

Definición:

La Infraestructura de Datos Espaciales para la Administración de Tierras (IDE-AT) surge como una necesidad de articular capacidades y esfuerzos institucionales para optimizar la gestión (producción, disponibilidad, acceso, actualización uso y explotación) de los recursos geoespaciales relacionados con la Administración de Tierras en Colombia. En la actualidad está definida como una Infraestructura de Datos Espaciales temática, que articula capacidades y esfuerzos institucionales para mejorar la producción, disponibilidad, acceso y actualización de los recursos geoespaciales de la Administración de Tierras en Colombia

 

Antecedentes:

Durante la fase de conceptualización de la IDE-AT, durante los años 2015 y 2016, las principales entidades vinculadas con la ejecución de las consideraciones de la política CONPES 3859 de Catastro Multipropósito, a saber, Departamento Nacional de Planeación, Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Agencia Nacional de Tierras y la Superintendencia de Notariado y Registro; participaron en actividades de preparación de la operación de dicho proyecto, en las que se identificaron necesidades, actores y responsabilidades para el correcto desarrollo de dicho proyecto, que hace parte de la administración de la tierra en el ámbito nacional, regional y/o local y en la ejecución de otras políticas estatales y gubernamentales relacionada con la gestión de la tierra y relaciones de ella con la ciudadanía y el Estado.

A partir de dicho análisis, se resaltó la necesidad de contar con un entorno geoespacial que facilite la gestión o administración de la tierra, a través de un esquema de IDE. Si el esquema de gobierno IDE se implementa, permitirá que la integración de datos, servicios y aplicaciones se consolide, y así los procesos de la administración de tierras se llevarán a cabo de forma eficiente y eficaz, generando beneficios no solo para el Estado en la adecuada gestión del recurso, sino también a la ciudadanía en general, ya que podrá tener seguridad jurídica sobre la propiedad de la tierra, facilitando la democratización de su adecuado acceso y uso, entre otros.

La IDE-AT surge en el planteamiento y desarrollo del documento CONPES 3859 política para la adopción e implementación de un catastro multipropósito rural-urbano de 2016, que mencionó:

“El catastro, el registro y los demás sistemas de información de tierras que hagan parte del SAT, se articulan entre sí a través de la Infraestructura de Datos Espaciales (IDE), la cual facilita la acción armónica de las entidades u organismos estatales que desarrollan políticas relacionadas con la tierra y administran sus sistemas de información. De igual forma, facilita el acceso de todas las personas interesadas, públicas y privadas, a la información de tierras”.

Menciona igualmente que la estrategia planteada para garantizar la interoperabilidad de la información, se complementa con los estándares técnicos definidos para el levantamiento de información predial, con el fin de garantizar la calidad de la información, y debe estar alineado con la ICDE y los lineamientos del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones sobre interoperabilidad.

Posteriormente, el CONPES 3958 de 2019: Estrategia para la implementación de la política pública de catastro multipropósito, establece en su línea de acción de “Estrategia de articulación de la información catastral con otras bases de información” que se debe fortalecer la IDE-AT para obtener una visión integral del territorio, a partir de la estandarización, integración e interoperabilidad de la información y la articulación de los diferentes niveles territoriales y sectoriales. De igual forma propone generar capacidades en las entidades nacionales y territoriales para habilitarlas en la gestión de recursos geoespaciales, para fortalecer la IDE-AT. El Plan de Acción y Seguimiento (PAS) de dicho CONPES contempla una serie de actividades sin embargo a la fecha de elaboración de este documento no se cuenta con unos indicadores de seguimiento o con un modelo de evaluación. Sin embargo, traza alginas metas o niveles de progresividad de las actividades planteadas en términos no solo de información sino de implementación del SAT y de la IDE-AT.